PSICOANALISIS

 

 

¿Quién está en línea?

Tenemos 35 invitados conectado(s)

Registro



Encuesta

¿esta dispuesto a enviar artículos a nuestra página?
 

Encuesta

¿Que le parece nuestro nuevo Portal?
 
Historia de la Institución


En la ciudad de Mendoza, el movimiento psicoanalítico empieza en 1956 con la fundación de la Cátedra de Psiquiatría en la Facultad de Medicina, dirigida primero por el psicoanalista Jorge García Badaracco. Luego, desde 1957 hasta 1963 estuvo a cargo de otro psicoanalista, el doctor Horacio Etchegoyen quien crea también la Cátedra de Psicología Médica. Etchegoyen se rodeó de médicos, psicólogos y asistentes sociales interesados en el psicoanálisis. Resultado de este interés fue la creación en 1959 del Ateneo de la Cátedra de Psiquiatría con cursos y seminarios sobre la obra de Freud y Melanie Klein. La irradiación del psicoanálisis se fue dando hacia otras provincias de Cuyo, especialmente San Luis. Fruto de esta labor fue la creación de los primeros Servicios de Psiquiatría con orientación dinámica en el interior del país. Respecto de los servicios de Psicopatología en Mendoza, los primeros en constituirse fueron los del Hospital Central y el Hospital infantil Emilio Civit, luego llamado Humberto Notti. Por ser el único psicoanalista en Mendoza, Etchegoyen debía concentrar en su persona los tres aspectos de la formación: analizar a sus colaboradores, dar supervisiones y dictar seminarios. Un proceso similar se dio en Chile en los comienzos con Matte Blanco.

Por suerte, entre 1963 y 1965, Bernardo Arensburg se instala en Mendoza, lo que permite descentralizar las tareas de formación.

Pero al mismo tiempo que se va enraizando el movimiento psicoanalítico, a nivel local comienza ha haber dificultades con un sector médico conservador. Luego de numerosas peripecias, Etchegoyen es despojado de su cátedra en 1963, alejándose de Mendoza en 1966. Primero se traslada a Londres y luego se instala definitivamente en Buenos Aires. En 1966, con la instalación de Clara B. De Ruiz Garasino en la provincia, nuevamente nos encontramos con un único psicoanalista. Dada la distancia –1.100 km- los colaboradores porteños concentraban sus tareas en dos fines de semana por mes. Participaban en la capacitación Angel Garma, León Grinberg, David Liberman, Jorge Mom, Edgardo Rolla, Leonardo Wender, entre otros.

La organización y tareas del Grupo no se realizaron en relación directa con la Asociación Psicoanalítica Argentina, sino con analistas contratados a nivel personal, ya que esa institución no terminaba de avalar la formación mendocina.

En consecuencia, después de 15 años de existencia el Grupo Mendocino funda la Sociedad Psicoanalítica de Mendoza, en 1972 y decide gestionar su reconocimiento por la IPA. Después de muchas vicisitudes fue aceptada como Grupo de Estudios en el Congreso Internacional de la IPA realizado en París en 1973. El Grupo lo integraban la Dra. Clara Baringoltz de Ruiz Garasino, Dr. Arturo Oscar Sabez, Dra. Haydée Flaminia Sicilia y Dr. Simón Zogbi, Miembros de la IPA. Recién en 1981 fue reconocida como Sociedad Provisional en el Congreso Internacional de Helsinki y Finalmente, en 1983 fue aceptada como Asociación Componente de la IPA en el Congreso Psicoanalítico de Madrid.
Con esta aceptación, la Sociedad Psicoanalítica de Mendoza se constituyó en la Primera institución psicoanalítica del interior de la Argentina, lo que estimuló la formación posterior de las Sociedades de Rosario y Córdoba. Ese primer grupo, se destacó por su fuerte compromiso con el Psicoanálisis, y despertó el interés de nuevos candidatos a lo largo de su trayectoria, es por esto que la formación se sistematizó generando “la Carrera Psicoanalítica”, la cuál tiene el aval de I.P.A.. Han sido varios los analistas de Buenos Aires que en todos estos años han contribuido con sus conocimientos y experiencia en la formación de los analistas locales. Además de destacar al Dr. Etchegoyen que ha sido y continúa hoy siendo un referente importante para la S.P.M., contamos con el Dr. Guillermo Brudny que durante muchos años nos brindó su sólido conocimiento sobre la obra de Freud de manera generosa. También colaboraron en distintos momentos: Mercedes Garbarino, Constantino, Clara Nemas, Virginia Ungar, Dario Sor, Lía de Cortiñas, Ana Kaplan y Carlos Ríos. Destacamos como actividad científica de nuestra sociedad “Las Jornadas Trasandinas”, que consisten en dos días de valioso y cordial intercambio clínico, teórico y técnico, con colegas de la Asociación Psicoanalítica de Chile y Perú. Este encuentro se realiza anualmente desde hace 30 años. Nuestros miembros son docentes en las Residencias de Psicología y Psiquiatría de los Hospitales Carlos Pereira y El Sauce, y en Universidades de Mendoza y San Luis. Ellos colaboran en distintas organizaciones de I.P.A., precisamente en Fepal, organización que nuclea a las Sociedades Latinoamericanas.